viernes, 25 de mayo de 2012

¿Mandar o Dirigir?



“¿Qué es ser Jefe? El Jefe es el que manda y los demás obedecen” ¿Le suena? Está conversación es frecuente y la escuchamos en distintos foros y de personas variopintas, y lo cierto es que todavía queda en la retina de muchos la imagen de décadas anteriores en las que parecía que el “Jefe” que no sigue el estilo de bastón sobre bastón, es endeble y su empresa está destinada al fracaso. ¿Es así? ¿Qué opina usted? ¿En qué consiste mandar bien para usted?

Jean Bertin, recoge de manera escueta su arte de mandar bien con dos premisas:
  • Saber dar órdenes 
  • Conseguir que se ejecute 

¿Quiere decir que dos premisas bien aplicadas son la panacea absoluta? Seguramente no, y surgen dificultades y problemas, a los que contribuye aplicar otros principios elementales a la par de complementarios.

Este tipo de acciones de gestión de empresa, son cada día más evidentes y oportunas entre el tejido empresarial, que ven en su arte de mando una de sus principales tareas, y de hecho es grato al asistir a charlas y seminarios, el ver el alto grado de implicación e interés de muchos de los directivos para ser “buenos cocineros” a la hora de aliñar las relaciones interpersonales en sus empresas, siendo el arte de mandar la sal que equilibra en muchas ocasiones el buen sabor del plato de cada día.

¿Mandar o dirigir? ¿Líder autoritario o líder Coach? ¿Qué prefiere? ¿Cómo serlo y hacerlo? La respuesta cada vez es mayor en un mismo sentido, y así lo percibo en las jornadas de formación y desarrollo de ejecutivos que tengo la oportunidad de impartir. Y tal es la experiencia positiva  y obtención de resultados deseados que me ha movido al final de esta semana, casi como si de un ejercicio personal se tratase,
 a escribir este artículo con la vocación de ser mi "granito de arena" en evolución hacia una mejora continua y práctica del Arte de Mandar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario